11.000 hectáreas de viñedo propio situados en plena llanura de La Mancha a 650 metros sobre el nivel del mar.  Todas las superficies de cultivo son sometidas a rigurosos controles periódicos para garantizar la calidad de los mismos.

 

 

CLIMATOLOGÍA: Clima continental

  • Pluviometría del orden 350m/m
  • Temperaturas que oscilan entre los 40 ⁰C y los -10 ⁰C

Print

VARIEDADES

 

  • TEMPRANILLO: Uva típica de nuestro país y reconocida como una de las mejores variedades tintas. Planta de madurez media/temprana perfecta para elaborar vinos con poca acidez, alta graduación y color intenso jóvenes pero también vinos de crianza por su excelente envejecimiento en roble.

 

  • SYRAH: Variedad con procedencia dudosa. Una de las teorías sitúa su origen en Syrah (Irán), otra en Siracusa (Sicilia) y la última en Francia. Variedad de fácil adaptación a todo tipo de clima y gran resistencia a enfermedades comunes. Produce vinos potentes y maduros de intenso color violeta.

 

  • CABERNET: del cruce entre las variedades Cabernet franc y Sauvignon blanc a mediados del S. XVII en la región de francesa de Burdeos, esta variedad se adapta a diferentes climas. Posee una gran resistencia a heladas. Ideal para vinos de crianza, produce vinos con taninos densos, color profundo y complejos aromas frutales.

 

  • VERDEJO: Originaria de la franja del Duero, antiguamente se empleaba para la elaboración de los llamados “vinos de solera”. Se suele emplear para elaborar vinos jóvenes muy afrutados.

 

  • AIRÉN: Uva característica de La Mancha. Esta variedad es la más extendida en España ya que se adapta a climas extremadamente secos y calurosos. Muy resistente a la sequía y a la mayoría de enfermedades. Empleada principalmente en la elaboración de vinos jóvenes y tradicionales, produce caldos con acidez moderada y buenos aromas.